¿Qué es el Liderazgo Resiliente?

Recientemente, ante una expresión que mencioné en una reunión de alguno de los equipos que lidero, queriendo motivar el trabajo y crecimiento como equipo, yo dije "brillamos como equipo, pero no desde los egos individuales", una persona del equipo refutó vehementemente diciendo "las únicas que brillan son las pulidoras". Lo he intentado comprender, pero no logro aún entender qué habrá interpretado esa persona, cuando mi intención era indicarles que: cada uno de los miembros de un equipo brilla con su luz propia, pero que al final si creamos sinergias y equipo, esa luz conjunta brillará más fuerte, que no se trata de opacar a otro con nuestra luz, sino iluminar al unísono. Y esa respuesta del miembro del equipo, a mi parecer un poco fuera de contexto y que podría interpretarse como agresiva, al contrario me inspiró a contar desde mi perspectiva... un concepto que he aplicado los últimos años, que he tenido la oportunidad de liderar exigentes equipos de trabajo. Lo que he llamado el liderazgo resiliente.


Trabajar con hardware y software es sencillo porque todo se soluciona, incluso algunas veces, reiniciando equipos o cambiando un par de piezas... Pero con los seres humanos es muy complejo, porque no hay manera de reiniciarlos o cambiarles piezas, máxime si toda la vida han tenido un temperamento que no se alinea a los principios y a las normas de convivencia de una organización y ante eso, el líder debe intentar hasta el cansancio motivar para que el cambio se produzca en ese ser humano, pero llega el momento que si el colaborador decide seguir en contravía... es prioritario tomar esas decisiones que a los líderes no nos gusta tomar, porque son tan difíciles y es dejar que esa persona se marche. Ahí aplicamos la resiliencia, al levantarnos y continuar y al aceptar que hay casos y procesos de otros seres humanos, en los que quizás no nos corresponde como líderes intervenir.


En el siguiente video hablo de esos 6 principios clave que un líder debiera desarrollar en estas épocas de tantas tribulaciones y turbulencias. Sé que como líder de personas, todos los días se me seguirán presentando retos complejos con seres humanos, y reconozco que no me las se todas y que aveces me equivoco al seleccionar personas para mi equipo, al comunicarme o al actuar; pero de eso se trata la vida... ir evolucionando y aprendiendo a ser cada día un mejor ser humano, que a la larga se traducirá en ser un mejor líder. Y en este caso particular, aprender y canalizar los aprendizajes del caso de la pulidora, que expuse iniciando este artículo y que me refuerzan el concepto de liderazgo resiliente.




4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo