Buscar
  • Patricia Helena Fierro Vitola

¿Qué nos exige a los líderes el trabajo desde casa, en nuestra cultura ?

Hoy, en medio de una cuarentena de más de dos semanas... y ad portas de la Semana Santa para los católicos, reflexiono sobre mi papel como líder, releyendo un artículo de portafolio "Las empresas latinas parecen jardines infantiles: Kenji" que aunque es de julio de 2019, en medio de esta pandemia se vuelve muchísimo más crítico liderar equipos en esquemas TRABAJO DESDE CASA.


Nuestra cultura Latina, colombiana, y en regiones más pequeñas es compleja, les comparto mis aprendizajes de la experiencia laboral desde 1998 liderando equipos con seres humanos de todo tipo, obreros y técnicos sin estudios, tecnólogos e ingenieros con estudios formales, mujeres, poetas, militares, alumnos de instituciones públicas y privadas, empresarios, líderes sindicales, emprendedores, aprendices, babyboomers o millenials... pero finalmente desde su rol o nivel de formación, todos seres humanos que he liderado, nacieron en nuestra cultura colombiana, donde para la mayoría, EL TRABAJO es: una obligación y no algo que motive, una forma de subsistir pero no algo que te genera realización, un DEBER SER pero no la manera de impactar y dejar huella, una manera de "calentar silla por obtener un sueldo" pero no de generar resultados, una forma de exigir a las organizaciones, dámelo todo pero no te doy sino lo que está escrito en mi manual de funciones, un no cuentes conmigo fuera de mi horario laboral, un no me exijas porque siento que me agredes, es un no me midas los indicadores porque siento que me acosas.... y podría seguir infinitamente mencionando cientos de prácticas erróneas con las que me he topado en mis 25 años de líder de equipos, que hoy, me da más herramientas y la manera de gestionar mejor el recurso humano con el que cuento, pero que siempre me sigue enseñando, porque cada ser humano nuevo que tengo la posibilidad de liderar, es un mundo más complejo que quizás no conocía y cada equipo nuevo que llego a liderar tiene unas dinámicas a las cuales debo entrar motivando con mi estilo de liderazgo que es: 100% AMOR Y PASIÓN por lo que hago y 100% RESULTADOS 100% HONESTIDAD Y TRANSPARENCIA en las acciones, 100% DEDICACIÓN, algo a lo que muchos seres humanos, no están acostumbrados.

Tomaré parte de los párrafos de KENJI y expondré mis conclusiones en la situación actual.

1- KENJI DICE: Los japoneses no se motivan para trabajar, sino que trabajan hasta sentir motivación...... Entonces para el japonés trabajar hace parte de darle sentido a la vida. Pero su motivación está adentro, no viene de afuera, es lo que llamamos ‘Shimei’, es decir, propósito de vida.

Yo recalco, si no se trabaja con AMOR y PASIÓN siempre los colaboradores estarán esperando de los líderes otra motivación externa... dinero, premios, compensatorios, entre los más conocidos... para el líder, la labor es detectar que miembro del equipo sí trabaja con pasión y el que no, ayudarle, casi como un coach, a encontrar en qué sería feliz y darle la libertad para tomar sus propias decisiones que están desde: cambiar de rol dentro de la misma área, cambiar de rol hacia otra área de tu organización o irse a buscar otros rumbos en otra organización o iniciando su propia empresa para aquellos que cuentan con estas competencias de empresarios.

2- KENJI DICE: Un patrón muy común y letal es que no sabemos diferenciar cuando estamos en modo trabajo y cuando en modo amistad. Nos confundimos en el manejo de las relaciones. Cuando el jefe es mi amigo, el líder es mi amigo, me olvido de cumplir con mis deberes o creo que merezco ciertos privilegios.

Yo aquí recuerdo a dos de mis más grandes mentores y líderes en empresas que trabajé, uno es un hombre y otro es una mujer, ambos ESTRICTOS y EXIGENTES al extremo, responsables y trabajadores incansables, pero fuera del entorno laboral Excelentes Amigos. Ellos me enseñaron a NO TOMARME NADA PERSONAL cuando una situación en el entorno laboral no salió bien, o recibí fuertes retroalimentaciones y hasta derramé lágrimas, pero al salir de sala de juntas siempre seguimos siendo amigos, como si nada hubiera pasado; eso me ha hecho valorar a estos seres humanos que me enseñaron tanto.

Por eso, hoy le digo a los líderes que hablen con sus equipos para que ellos entiendan, que lo que pasa en procesos de trabajo, no se lo tomen personal, traten caso a caso independiente si llega a ocurrir eventos de inconformidad de alguno de los miembros de su equipo... generen espacios de diálogo y comprueben que la gran mayoría de problemas en la vida laboral y personal es por falta o errores en la comunicación. Si los colaboradores entienden eso, la armonía en los equipos de trabajo se va a incrementar y después de muchos años como me pasa a mí, sigo siendo excelente amiga de los que fueron mis líderes exigentes y estrictos, que me marcaron tan positivo mi vida.

3- KENJI DICE: aunque no damos resultados como trabajadores y menos como entidad, si tenemos voz para quejarnos de los padecimientos. Lo más interesante es que conozco casos de entidades flexibles que se han acoplado a algunas necesidades de la gente, pero de todas maneras los equipos no dan resultados. Eso muestra que no es una cuestión de cómo me traten, es una cuestión cultural. Algo que siempre le pregunto a la gente que trabaja conmigo es si realmente les gusta y aman hacer lo que hacen aquí, porque si no es así, debemos buscar lo que realmente les gusta hacer. Yo no quiero que estén conmigo solo porque es una opción buenísima, sino porque se sienten muy felices.

En relación a esto, comparto en totalidad el planteamiento. En nuestra cultura es más fácil quejarnos que aportar, están muy generalizados los egos y la necesidad de poder, pero cuando se obra desde el AMOR y la PASIÓN por el trabajo realizado, no se necesita ir tras el poder o desgastarse para lograr el respeto de un equipo, cuando el líder sabe de lo que está hablando, cuando se involucra en las soluciones con su equipo, cuando lo respalda, cuando busca ayuda fuera si dentro del equipo no se puede encontrar la solución, cuando hace del equipo todos los logros… LOS RESULTADOS LLEGAN. Para muchos esto significa salir de la zona de confort, estar en modo aprendizaje continuo y eso para el cerebro es desgastante, porque implica invertir energía que quizás antes no gastaba en una tarea específica. Pero el reto importante para los líderes es DAR EJEMPLO, lo mismo que pasa en las familias con papá, mamá y los hijos. Yo crecí en una familia que agradezco, porque mis padres fueron siempre trabajadores incansables, mamá me dijo a mí a mis hermanos TODO LO QUE HAGAS HAZLO EXCELENTE, mi papá, nunca hagas cosas buenas que parezcan malas, AMA lo que haces, y eso se me grabó tanto en el subconsciente, que hoy, no solo intento hacerlo todo excelente, sino motivar para que los equipos de trabajo que lidero, también lo hagan excelente y saquen lo mejor de cada uno; esto obvio tiene una excepción, y es que somos seres humanos y podemos equivocarnos, pero aprender de los errores, es lo que llamo RESILIENCIA, una competencia clave de los líderes de hoy. El liderazgo con ejemplo, es lo que más ÉXITOS y alegrías me ha traído dentro de los equipos que he liderado estos 25 años, evidenciar cambios positivos en los seres humanos, después haberlos liderado, no tiene precio.

En lo laboral como en la vida, LA FELICIDAD es el camino y no el fin, esto no indica que nunca se tengan casos exóticos como yo le llamo a los problemas, pero si estamos en un trabajo que amamos, esto solo será un nuevo aprendizaje y una situación pasajera. Al fin y al cabo, y des eso estoy segura en estos momentos de crisis global…. la humanidad ha comprendido que lo único que no tiene remedio es LA MUERTE, del resto TODO TIENE alguna solución, por eso reto a los líderes y a los equipos a la innovación en momentos de crisis.

4- KENJI DICE, Una de las cosas que enfrentamos en la cultura latina es que somos muy dispersos. El japonés no para a saludar en los pasillos, no habla un poquito en el baño, no se distrae porque si está trabajando, trabaja. Por eso a las 5 de la tarde, ya logró lo planeado y se va. Nosotros llegamos tarde al trabajo, nos comenzamos a despertar en el sitio de labores, a las 12 cuando ya nos animamos, hay que parar a almorzar, luego nos da sueño, tipo 3 de la tarde, le metemos la ficha y a las 5 nos vamos...

Mi apreciación es muy contundente... en escenarios de oficina donde el líder está presente, esto levemente se puede gestionar, me refiero al hecho de: qué están haciendo los colaboradores en el famoso "horario laboral", pero ahora que nos enfrentamos a escenarios VIRTUALES de trabajo desde casa, el reto es exponencial para un líder, porque no sabe, no ve, no escucha lo que hace tu colaborador desde su casa. La recomendación es sencilla, pero requiere de los líderes también salgan de la zona de confort, porque exige más trabajo y dedicación al seguimiento, TRABAJO POR RESULTADOS. Entonces, plantea metas retadoras y concertadas con cada miembro de tu equipo, motívalos para que planeen día a día su agenda de actividades a primera hora y los escriban en algún lugar compartido, puede ser una hoja de Excel, un correo o en el mejor de los casos una herramienta de gestión de flujo de procesos, el líder debe hacer seguimiento aleatorio a cualquier hora del día sobre el avance de los compromisos adquiridos y finalmente reuniones virtuales grupales en equipo donde cada uno muestre sus logros a los demás, eso no solo motiva la cultura del RESULTADO por encima de todo, sino que enseña a valorar el TRABAJO EN EQUIPO y LA PRODUCTIVIDAD cuando se trata de trabajar en esquemas desde casa. Si el colaborador se toma el tinto y demora 2 horas, si juega durante el día con los hijos o dedica su horario laboral a dormir o hacer otras cosas que el líder no ve… ya no será motivo de estrés porque el RESULTADO es lo que como líder se va a evaluar... y cuando ese resultado se logra, FELICITA en privado y en público, y resalta con todo ese logro. Lo que sí es importante lograr en esquemas de trabajo desde casa mediados por la CONFIANZA, es disponibilidad de comunicación bidireccional con los colaboradores en horarios que debieran estar en la oficina. Confiar en el profesionalismo, responsabilidad y compromiso de los colaboradores se verá reflejado positivamente en el ambiente de trabajo desde casa.

Para terminar, los líderes de estos tiempos que están envueltos en medio de una crisis sanitaria global, deberán desarrollar rápidamente competencias en áreas digitales y de uso de la tecnología para la productividad, aprender a utilizar y configurar herramientas colaborativas casi tan bien como los expertos informáticos para transmitir su funcionamiento a los colaboradores porque es la mejor manera de TELELIDERAR a los equipos de trabajo para mejorar la productividad y asegurar la continuidad del negocio”.



0 vistas

Patricia Helena Fierro Vitola - 2019 Todos los Derechos Reservados

www.patriciahfierro.co

Bogotá - Colombia