Buscar
  • Patricia Helena Fierro Vitola

Viajeros en un nuevo normal

Quienes somos viajeros extremos y frecuentes, el Covid19 ha definitivamente cambiado nuestros planes de viaje en 2020.


Antes de esta pandemia global no me bajaba de un avión, en gran parte por trabajo como speaker y consultora en Transformación Digital y porque mi compañero de vida y yo amamos recorrer el mundo, conocer nuevas culturas y escaparnos del estrés del día a día.


Nuestro último viaje corto pre-pandemia fue el primer puente de marzo a un bello hotel boutique en la zona cafetera. Los planes en 2020 eran alquilar un carro casa y visitar Yosemite Natural Park a mitad de año y volar a Cancun a nadar en la carrera Oceanman en octubre. Por obvias razones estos viajes fueron cancelados.


Sin embargo a mediados de noviembre cuando históricamente celebramos nuestro aniversario viajando... este año No 17... y luego de revisar con detalle varias opciones BIOSEGURAS que nos permitieran visitar el mar uno de nuestros sitios favoritos. Empezamos hace un par de meses a tomar vitaminas, nos vacunamos contra influenza, nos equipamos con el mejor tapabocas con hilo de cobre, gafas de seguridad y alcohol por toneladas y tomamos el riesgo controlado de volar a playa dormida en SantaMarta. Aquí les cuento nuestra experiencia. LO BUENO Y LO MALO de viajar en este "nuevo normal" aun con este terrible virus rondando


LO BUENO

1. Para todo hay organización... la subida y bajada del avión es ÉPICA, atrás quedaron las épocas de los colados, empujones y tumultos ojalá esto se conserve postpandemia.

2. En los restaurantes de hoteles se debe pedir reserva hasta para desayunar con el fin de cumplir con el aforo. Para nosotros que somos metódicos y pre-programadores es maravillosa esta medida.

3. No hay interacción con otros a más de 2mts eso permite disfrutar de tu espacio y si quieres relajarte es perfecto. Pero si lo que buscas viajando es hacer amigos creo que es muy mal momento.

4. Todo esta muy limpio y desinfectado para cumplir con protocolos de bioseguridad y esto si que hace mucho mejor la experiencia, mesas, baños, sillas asoleadoras relucientes

5. encontrar alcohol, gel y toallas desinfectantes en cada espacio es muy bueno.

6. Las cartas impresas desaparecieron ahora se vuelve de moda el escaneo del código QR que te lleva a una carta digital desde donde incluso puedes ordenar


LO MALO

1. La sensación de estar siempre expuesto y asustado para no contagiarte, el huirle a la gente "literal"

2. El uso de tapabocas absolutamente cada momento en zonas comunes, es una experiencias aburrida y calurosa sobre todo en sitios cerca al mar, en la playa la piscina se siente muy extraño

3. La limpiada de cada superficie o borde de vaso o cubierto que llevarás a tu boca con alcohol te hace ver algo paranoico.

4. Muchas experiencias y toures se encuentran cerrados por temas de bioseguridad y además ya no provoca exponerse tanto.

5. Pocas rutas aéreas en cada destino y las que se logran son cambiadas de un momento a otro alterando todo tu itinerario. es muy molesto. Nos pasó!

6. Los trayectos aéreos son más caros... y también los hoteles. esa fue nuestra percepción que gastamos más que en pre-pandemia.

7. Subir a un taxi es una odisea de desinfección.


Y donde me dejan quienes vivimos con personas mayores en casa... al regresar la obligatoria prueba COVID19, solo para estar seguros que el viaje no fue la causa de un contagio.


Sigo amando viajar y lo volveré a hacer quizás no con tanta frecuencia y porque aunque la balanza operativa hacia lo malo este más inclinada. al final lo que la inclina a lo bueno es el conocer lugares mágicos, respirar aire fresco, cambiar de ambiente, descansar, la recarga energética... y la mano de mi compañero de viaje que sigue guiando y cuidando mis pasos.


Lo que no recomendaría aun... así lo estén haciendo muchos, es viajar con adultos mayores y niños. se vuelve mucho más complejo. Si no más para nosotros que somos tan prácticos, jóvenes e independientes es una completa odisea... sufro al ver las familias con chiquis en cochecito y abuelitos a bordo.


Lo cierto es que en este "nuevo normal" el AUTOCUIDADO es clave, cumplir las normas de bioseguridad mandatorio y tomar los riesgos hasta donde sientas que eres capaz de mitigarlos.


Nuestras próximas opciones para viajes son por tierra en carro particular y donde se pueda acampar, lejos de todo y de todos, pero seguro. Estoy convencida que hoy en la situación actual es una de las opciones más divertidas para volver a viajar mientras mengua la pandemia o nos llega la vacuna.


Primero, segundo y tercero. LA SALUD.

11 vistas

Patricia Helena Fierro Vitola - 2019 Todos los Derechos Reservados

www.patriciahfierro.co

Bogotá - Colombia